ABRE BACO

︎ Instalación

Obra presentada en la muestra “La primavera que no conocemos” en el Club cultural Matienzo.
Septiembre de 2016. Buenos Aires, Argentina. 

Una vez, el dios Baco soltó un tigre enajenado para atacar a todo aquel que no quisiera participar de su orgía, la virgen Amatista que vagaba por el lugar se resistía a formar parte de tal evento, cuando se vio intimidada por la fiera se encomendó a Diana, protectora de la virginidad y de la fertilidad. Para ayudarla, la diosa la convirtió en una hermosa estatua de cuarzo blanca y pura. Al ver semejante acontecimiento, Baco no pudo soportar su remordimiento y comenzó a llorar lágrimas de vino sobre Amatista, dotándola de su característico color púrpura, la cual vela y cura los desbordes de la embriaguez.

Amatista es transmutación. Transmutación es transformación, desde lo más bajo hacia lo más elevado, es desplegar nuestra naturaleza divina. El miedo puede ser transmutado en amor, la codicia en generosidad  y el resentimiento en compasión. Esta obra, es testimonio de tal alquimia.



    
Ancherama / 2018 ©                        ︎  ︎  ︎ 
Buenos Aires, Argentina.